viernes, 2 de octubre de 2009

METODO VIVEROS PARA CREAR Y DESTRUIR LA BELLEZA

Porque la Belleza se difunde, esparce, contagia...

Se toma una sensación de bienestar, se le cruza con un objeto causal y se crea un símbolo de algo para lo que no hay nombre. Y el nombre se inventa, se refleja, se hace pensamiento, se moja papel, se recita a algún oído atento, se convierte en imagen, en un dibujo, en otra foto, en una referencia cómplice, se hace cenizas, se cae del tocador, se barre en la mañana, se olvidan los fragmentos debajo de la cama...

Ni los Te Amo aguantan tanto olvido...

Pero la belleza existe...

Y es como el Corazón de un Ave.

1 comentario:

Athamé dijo...

glup...sniff sniff